Jonathan Morales trabaja duro para llegar a MLB

El receptor de los Criollos de Caguas, Jonathan Morales, tiene muy claro sus objetivos a cumplir en la temporada 2019-20 de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico Roberto Clemente Walker.

Morales, de 24 años de edad, está de regreso con la novena del Valle del Turabo y su entusiasmo por aportar al equipo y mejorar su juego, no lo puede ocultar.

“Me siento bien contento de estar de vuelta con los Criollos de Caguas”, dijo Morales durante la práctica en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan, hogar del conjunto cagüeño esta temporada. “Estoy ready para el reto del equipo de llegar hasta la final, y si podemos ganarla,  representar a Puerto Rico en en la Serie del Caribe que es aquí (en la Isla)”, agregó.

Morales jugó este año con el equipo Doble A de Mississippi Braves y terminó en Triple A con los Gwinnett Stripers, filial de los Bravos de Atlanta. Entre los dos equipos, jugó  80 partidos y finalizó el 2019 con un promedio de bateo de .240 con  275 turnos en los que conectó 66 imparables, 13 de ellos dobles y dos jonrones. Además, impulsó 25 carreras, anotó 27 y se ponchó en 49 ocasiones.

“No estoy satisfecho con lo que hice (en las menores)”, confesó Morales. “Vengo este año a trabajar con todo lo que fallé allá y ponerlo en práctica para cuando regrese en el 2020, ellos (gerencia de los Bravos de Atlanta) vean una diferencia en mí; y ver si me ponen en el róster de los 40 porque este (2020) es mi año de Regla 5 y ver que pasa con Dios por delante”, manifestó el pelotero natural de Arroyo sobre la reglamentación de las Grandes Ligas en su quinto año en las menores.

Los jugadores que firmaron por primera vez a los 18 años deben ser añadidos al roster de 40 dentro de sus primeras cinco temporadas o se convierten en elegibles para ser tomados por las otras organizaciones en el Draft de la Regla 5. Los jugadores firmados a los 19 años o más tienen que ser protegidos durante las primeras cuatro temporadas. Los equipos pagan US$100,000 para seleccionar a un jugador en la fase de Grandes Ligas del Draft de la Regla 5. Si el jugador no se queda en el roster de 25 del equipo grande durante la temporada completa, debe ser ofrecido de vuelta a su club original por US$50,000.

Para este año, eso significa que un jugador internacional o tomado de la secundaria firmado en el 2015 –asumiendo que tenía 18 años o más para el 8 de junio de ese año, tiene que ser protegido. Un jugador seleccionado de la universidad en el Draft el 2016 está en la misma posición” (www.mlb.com)

Luego de la fecha límite del róster de los 40 el pasado miércoles, Morales no fue incluido en la lista de los Bravos. Sin embargo, Atlanta reservó a cinco prospectos con el jardinero Cristian Pache, el receptor William Contreras, y los lanzadores Tucker Davidson, Jasseel de la Cruz y Philip Pfeifer. Ahora Morales pasará al  Sorteo de la Regla 5 que se llevará a cabo el próximo 12 de diciembre.

Pero nada de eso detendrá a Morales, quien para realizar su sueño de jugar en Grandes Ligas, se reportó a los Criollos desde el primer día y desde entonces no ha parado de trabaja fuerte en su juego todos los días.

Hasta el momento, el receptor ha jugado en tres encuentros con Caguas en esta joven temporada y en ocho turnos, no ha pegado de hit y se ha ponchado en cinco ocasiones.

Morales comparte la receptoría criolla con Wilfredo Rodríguez y Kevin Torres.

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *