CaguasCriollos.com
Máximos Campeones LBPRC

Historia

Recopilada por Ralph Pagán Archeval

A Caguas se le conoce como el Valle del Turabo, por el hermoso grupo de montañas que rodea a este municipio ubicado en la parte centro oriental de Puerto Rico.  También se le identifica como la Ciudad Criolla, gentilicio utilizado por los deportistas al identificar a los conjuntos que representan los colores de la ciudad en los diferentes eventos y torneos que se desarrollan en la Isla.

Últimamente se bautizó como “Nuevo País, Centro…y Corazón de Puerto Rico”, ya que es considerada el centro de todos los puertorriqueños.  El juego y la recreación no es la excepción, donde Caguas es considerada la Capital del Deporte en Puerto Rico.  Y una de las razones es que los Criollos del Béisbol Profesional le han dado mucho prestigio por los pasados 70 años desde su fundación.

La novena fue fundada en el 1938 por un grupo de deportistas compuesto por Yldefonso Solá Morales (nombre que precisamente tiene el estadio cagüeño, inaugurado en el 1947), Salvador Barea, Ramón López Olivero, Pito Álvarez de la Vega, Pepe Seda, Lucas Zavala y Rafael Delgado Márquez, entre otros.  En ese mismo año los Criollos se unieron a los equipos de Guayama, Humacao, Ponce, Mayagüez, San Juan en el inicio del béisbol profesional de Puerto Rico.

En la actualidad Caguas suma un total de 20 campeonatos nacionales, los máximos campeones del béisbol en Puerto Rico.  De igual forma han ganado cinco Series del Caribe en las ediciones de 1954, 1974, 1987, 2017 y 2018, donde en la primera permitieron que Puerto Rico fuera el primer país en llevarse dos clásicos seguidos en la también llamada Pequeña Serie Mundial del Caribe. Es apenas una de tres organizaciones que han podido repetir como campeón de este evento en dos ediciones seguidas junto a los equipos de Marianao de Cuba (1957 y 1958) y Águilas Cibaeñas de la República Dominicana (1997 y 1998).

El primer campeonato ocurrió el domingo 6 de abril de 1941, cuando derrotaron 6-2 a los Cangrejeros de Santurce, gracias a la labor monticular del norteamericano Billy Byrd.  Figuras de la talla del legendario Luis Rodríguez Olmo y el profesor Manolo García vieron acción en el desafío, así como Samuel Céspedes y Pito Álvarez de la Vega.  Luego, siete años más tarde, el 7 de marzo de 1948 derrotaron 7-6 a los Indios de Mayagüez, cuando Víctor Haddock fue impulsado por Pedro ‘Perucho’ Cepeda con la carrera de la victoria, en el famoso partido donde Bin Torres retiró por la vía del ponche a Alonzo Perry tras tenerlo en conteo de tres bolas sin strikes.

Tras un año de ausencia el trofeo de campeones regresó a la Ciudad el 4 de febrero de 1950, cuando la también llamada Yegüita venció en un cerrado encuentro 2-1 a Santurce, ganando el importado Cecil Kaiser, mientras que el héroe a la ofensiva fue Pedro Alomar al remolcar con un doblete a Luis Saint Clair y Víctor Pellot Power.

Caguas nuevamente celebró un título en el 1954 al blanquear 11-0 un 16 de febrero a Mayagüez, con una brillante labor de Brooks Lawrence.  Entre las figuras de renombre estuvieron Juan ‘Tetelo’ Vargas, Jim Rivera y Pellot Power.

Criollos de Caguas Campeones Serie del Caribe 1954

El primer título caribeño para los Criollos llegó en el 1954, en la sexta edición del evento. El mismo se llevó a cabo del 18 al 23 de febrero en el Estadio Sixto Escobar de San Juan, y además de los Criollos como representantes boricuas, participaron los Alacranes del Almendares (Cuba), Carta Vieja Yankees (Panamá) y Lácteos de Pastora (Venezuela). El formato consistió en 12 juegos, en total, y cada equipo se medía en par de ocasiones entre sí.

Los Criollos se alzaron con la corona con marca de 4-2 en ruta al segundo título consecutivo para Puerto Rico en el evento (tercero en general en la historia). Arrancaron perdiendo ante Panamá 4-1, pero se repusieron para vencer a Venezuela 3-2 y a Cuba 3-1, para luego tomar revancha ante Panamá 6-3, y volver a vencer a Venezuela 7-1 para asegurar el título, cayendo en la última jornada 4-2 ante Cuba.

El equipo fue dirigido por Mickey Owen, y liderado por el jardinero central y JMV de la Serie Jim Rivera, quien logró promedio de .400. para ser el campeón bate. Caguas también recibió apoyo ofensivo del 1B Víctor Pellot Power (.348) y el 2B Jack Cassini (.333). Mientras el cuerpo de lanzadores permitió apenas 10 carreras en todo el torneo (ERA de 2.00), liderado por Corky Valentine (1-0. 1.00), Brooks Lawrence (1-0, 1.00) y Rubén Gómez (1-0, 2.00), y el relevista Luis Arroyo fue pieza clave en el bullpen (tres apariciones, 1-0, 0.00).

Cuba y Panamá terminaron con marca de 3-3 mientras Venezuela quedó en el sótano con 2-4.

El 8 de febrero de 1956, con Roberto Vargas en el montículo, derrotaron a los Cangrejeros de Santurce con anotación de 8-3, para obtener su quinto campeonato local.  Dos años más tarde, el 2 de febrero de 1958, obtuvieron el sexto al derrotar nuevamente a los crustáceos con anotación de 10-3, con triunfo para Jerry Nelson y la participación como jardinero central del inmortal Roberto Clemente Walker.

Tras un año de sequía, el 1 de febrero de 1960, Bob Giggie derrotó 6-3 a los Senadores de San Juan.  Tras otra pausa, el 27 de enero de 1968 lograron su octavo campeonato al apabullar 17-2 a Santurce, con una asistencia récord en ese entonces de 21,802 aficionados presentes en un partido en Puerto Rico.

Otro lapso de tiempo terminó cuando el 28 de enero de 1974 el cialeño Eduardo Figueroa venció 2-1 a Ponce, para que Caguas volviera a la cima.  Ese año vieron acción con los Criollos Mike Schmidt y Gary Carter.

Criollos de Caguas Campeones Serie del Caribe 1974

Tuvieron que pasar 20 largos años para que los Criollos volvieran a ser monarcas de la región. Esto se concretó en la ciudad de Hermosillo, Sonora, México, la primera vez que el Clásico Caribeño se celebraba en tierra mexicana. Del 1 al 6 de febrero de 1974, se enfrentaron Caguas (PR), Tigres del Licey (RD), y Venados de Mazatlán y Yaquis de Obregón (México). Hubo dos equipos mexicanos porque Venezuela no pudo llevar a cabo su torneo por una huelga de peloteros, por lo que no pudo enviar su representación.

Caguas fue dirigido en esa ocasión por Bobby Wine y tuvo grandes figuras en su roster, encabezadas por el miembro del Salón de la Fama de Cooperstown Gary Carter, quien brilló con su mascota en la receptoría, Rudy Meoli en el campocorto y Ramón Hernández como lanzador zurdo.

Puerto Rico encabezó la tabla con marca de 4-2. Arrancó bien con victoria sobre Obregón 2-1, pero cayó ante Licey 2-1. Se repusieron para vencer a Mazatlán 2-1, a Licey 6-3 y a Obregón 4-1. En el primer juego de la última jornada, Dominicana ganó a Obregón 3-2 y con este resultado automáticamente se coronó Puerto Rico. En el segundo encuentro, Mazatlán venció a Caguas 1-0.

Licey y Obregón terminaron empatados con 3-3, mientras Mazatlán cerró con 2-4.

En el 1977 volvieron a la carga, cuando un 28 de enero Rodríguez derrotó a los Vaqueros de Bayamón con anotación de 6-1, para devolverle a la ciudad el campeonato.  Dos años más tarde, el 27 de enero de 1979, Caguas regresó a la cima con el lanzador nicaragüense Dennis Martínez, cuando derrotaron 12-3 a Mayagüez en el Isidoro ‘Cholo’ García de la Sultana del Oeste, repitiéndole la dosis a los Indios con el mismo lanzador en el 1981, cuando los Criollos volvieron a derrotar la Tribu un 28 de enero con cerrado marcador de 2-1, también en el parque mayagüezano.

El número 13 llegó en una memorable fecha, ya que en la noche del 29 de enero de 1987 ante un lleno total en el estadio Yldefonso Solá Morales de Caguas, los Criollos derrotaron a los Leones de Ponce con marcador de 9-3 bajo la dirección de Tim Foli.  Este juego se recuerda por los apagones del parque cagüeño, así como los fuertes aguaceros caídos durante el desarrollo del mismo, lo que provocó que se detuviera el encuentro y dejara a la fanaticada en suspenso por una decisión del campeonato, que fue anunciada al día siguiente por la alta dirección de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico.

Criollos de Caguas Campeones Serie del Caribe 1987

Una vez más los Criollos se dirigen a Hermosillo en México para buscar el cetro caribeño, y lo hicieron en una de las formas más extrañas que se recuerden en la historia del evento.

Tras perder sus dos de sus primeros tres juegos (incluyendo un récord de 8 errores en el tercer partido), Caguas decidió despedir a Foli y colocar como mánager a uno de sus entrenadores, Ramón Avilés. Lograron reponerse para ganar sus siguientes tres encuentros y provocar un empate en la primera posición con las Águilas Cibaeñas de la República Dominicana con marca de 4-2 al final del torneo todos contra todos, por lo que se tuvo que llevar a cabo por primera vez en la historia un juego suicida para decidir el campeón.

Caguas vino con sus bates encendidos al juego extra y masacraron a las Águilas al son de 13-2 para agenciarse su tercera Serie del Caribe, contando con un gran actuación de Carmelo Martínez, que se proclamó campeón bate con promedio de .556 y fue electo a su vez el Jugador Más Valioso del evento. Además los Criollos tuvieron seis integrantes en el equipo Todos Estrellas, e implantaron una nueva marca de cuadrangulares en estos clásicos con 18.

Tras una larga travesía de 14 años, en la temporada 2000-2001, fue que Caguas logró precisamente ese número de campeonatos.  Una vez más tuvieron que batallar contra los Indios de Mayagüez, considerado por muchos el equipo de los noventa, ya que además de haber logrado varios títulos, habían empatado con los Criollos en el liderato. El triunfo se produjo 8-5 en 11 entradas, luego de que el campo corto Alex Cora disparara un cuadrangular que despertó la ofensiva del equipo para asegurar la corona de campeones.

La quincena de cetros llegó en la temporada 2010-2011, cuando en una de las series más electrizantes del siglo 21, los Criollos se alzaron con el campeonato al vencer en siete partidos, cada uno de ellos ante casa llena, a los Leones de Ponce. Caguas tuvo que venir de atrás para vencer en el Juego 6, celebrado ante casa llena en el estadio Francisco Paquito Montaner de la Perla del Sur. El eventual Jugador Más Valioso de la Final, Reynaldo Navarro Bultrón, fue el héroe al conectar cuadrangular con la casa llena para enterrar las esperanzas de Ponce en este juego. Y en el decisivo Juego 7 en el Solá Morales, los remató con un doblete remolcador que trajo la carrera de la victoria y el campeonato en la octava entrada, para cerrar el marcador 7-5 en favor de los Criollos.

El número 16 llegó el 25 de enero de 2013, al superar nuevamente a los Indios de Mayagüez, terminando la Serie Final en el estadio Isidoro ‘Cholo’ García con una paliza 13-3 en el sexto juego del clásico. El triunfo también completó una actuación individual de los Criollos, que fueron dirigidos por Pedro Uziel López, al dominar a su más reciente archirrival en 13 de 18 enfrentamientos en las tres fases de la temporada, incluyendo siete de ocho encuentros en la fase regular.

Esto permitió que José Alexander ‘Alex’ Cora Amaro colocara su nombre en los libros de historia de la franquicia al conseguir el título como Gerente General en su primera campaña en la posición, tras varios conquistados como jugador de la gloriosa y emblemática franquicia. De igual manera, la difícil gesta lo une a su hermano José Manuel ‘Joey’ Cora Amaro, como la única dupleta en lograr la distinción en la posición gerencial, ya que el mayor de la familia consiguió el campeonato para Caguas en la temporada 2000-2001, precisamente ante los Indios. En aquella ocasión Alex fue el héroe al conectar un cuadrangular en las postrimerías del encuentro celebrado en el viejo estadio mayagüezano.

El lanzador dominicano Kelvin Villa trabajó de forma exitosa el sexto y decisivo encuentro de la final por los Criollos, agenciándose la segunda victoria en la serie campeonil para ser escogido como el Jugador Más Valioso. Su efectividad fue de 1.42 en dos salidas en 12.2 entradas de labor, con 14 ponchetes y apenas cuatro boletos gratis. El derecho Saúl ‘Monaguillo’ Rivera cerró los cuatro juegos en que Caguas salió airoso en la serie, apuntándose tres salvamentos en la final.

El campeonato 17, y bajo la mentoría de Luis Matos, llegó el 25 de enero de 2017, cuando un sencillo del jardinero Henry Ramos llevó al plato a David Vidal desde la intermedia para darle la victoria de forma dramática a los Criollos 6-5 en la duodécima entrada sobre los entonces bicampeones Cangrejeros de Santurce, el lo que fue el octavo partido de la Serie Final celebrado ante casa llena en el Estadio Yldefonso Solá Morales.

Criollos de Caguas Campeones Serie del Caribe 2017

De nuevo en tierras mexicanas, esta vez en el moderno estadio de los Tomateros de Culiacán, los Criollos se convirtieron en el segundo equipo boricua en cuanto a cetros regionales al conquistar su cuarta corona, y la primera de la Serie del Caribe en 17 años para la Isla del Encanto en el torneo celebrado en el moderno Estadio de los Tomateros de Culiacán en México.

El formato del evento había cambiado y ahora se jugaban semifinales y un gran juego final para decidir el campeón.

Caguas apenas ganó un solo juego en la etapa de grupos, 10-2 sobre Tigres del Licey (RD), al caer 4-2 ante Mexicali (México), 4-3 ante Zulia (Venezuela) y 6-1 ante Granma (Cuba), pero esa marca de 1-3 fue suficiente para terminar cuarto en la tabla y pasar a las semifinales.

En la semifinal el equipo se transformó y tronó sus bates con autoridad para vencer 9-6 a Zulia y pasar a la gran Final.

La sensación de alegría campeonil se produjo al vencer 1-0 en un intenso encuentro que se definió en 10 entradas sobre los locales Águilas de Mexicali, gracias a un incogible de Oro del receptor Jonathan ‘Atrevido’ Morales que remolcó la única carrera del partido como preámbulo a la celebración del eventual triunfo de Puerto Rico, que no ganaba una Serie del Caribe desde el 2000, cuando los Cangrejeros de Santurce se habían alzado de manera invicta en el clásico celebrado en Santo Domingo, República Dominicana.

Tras el paso por Puerto Rico de los recordados huracanes Irma (categoría 3) y María (categoría 5) en el mes de septiembre del 2017 que provocó una gran destrucción a la infraestructura del país, el torneo 2017-2018 se celebró de forma abreviado con apenas 18 encuentros y cuatro equipos (Caguas, Carolina, Santurce y una fusión de Mayagüez/Aguadilla). Caguas tuvo que celebrar sus partidos locales en el estadio Evaristo ‘Varo’ Roldán de Gurabo, ya que el legendario Yldefonso Solá Morales sufrió graves daños en todos los aspectos. Pero esto no amilanó a los Criollos, al dominar de punta a punta la serie regular, pasando de forma automática a la Serie Final.

Allí se enfrentaría nuevamente a los Cangrejeros de Santurce, pero en esta ocasión, los Criollos no desaprovecharon la oportunidad histórica, y mediante una barrida de tres juegos a cero, Caguas consiguió su primer ‘back-to-back’ en su historia de la franquicia. Esto permitió además que igualaran a Mayagüez en cetros conquistados con 18 cada una de las organizaciones.

Criollos de Caguas Campeones Serie del Caribe 2018

La Serie del Caribe 2018 estaba programada para celebrarse en Barquisimeto, Venezuela, pero debido a la crisis socioeconómica que azotaba a la nación sudamericana, el torneo tuvo que ser mudado por segundo año seguido a México, ahora al Estadio Panamericano de Guadalajara, hogar de los Charros de Jalisco en el torneo invernal mexicano. Y una vez más en suelo azteca, los Criollos hicieron historia.

Esta vez los Criollos, que venían de conquistar su primer ‘back to back’ en títulos en Puerto Rico, y que tuvieron que lidiar con grandes contratiempos por el paso del Huracán María por la Isla, tuvieron mejor desempeño en la fase inicial, al terminar con marca de 2-2, empatados con Caribes de Anzoátegui (Venezuela) y Águilas Cibaeñas (Dominicana). Alazanes de Granma (Cuba) lideraron la tabla con 3-1 y Tomateros de Culiacán (México), quedaron fuera con 1-3.

En las semifinales Caguas dispusó de Anzoátegui 6-5 y Águilas venció 7-4 a Granma, preparando el escenario para la Gran Final: Puerto Rico vs República Dominicana.

Y de nuevo, ‘el Atrevido’ Jonathan Morales se vistó de héroe al conectar cuadrangular de tres anotaciones para liderar el ramillete de 5 carreras que marcó Puerto Rico en la séptima entrada y que le dio la victoria a los Criollos 9-4 sobre los dominicanos.

La victoria tuvo ribetes históricos, ya que fue apenas el tercer equipo en la historia en conseguir cetros consecutivos, uniéndose a los Tigres de Marianao de Cuba, quienes lo lograron en 1957 y 1958, y las Águilas Cibaeñas en 1997 y 1998. Además el mánager Luis Matos empató con Napoleón Reyes como los únicos mánagers en conquistar Series consecutivas.

Esto le dio a Caguas su quinto cetro de Series del Caribe, empatando con Santurce en el liderato de títulos caribeños entre los equipos boricuas, y segundos en la tabla general, junto a las Águilas Cibaeñas, y detrás de los 10 conseguidos por los Tigres del Licey.

Para añadir más a la colección, los Criollos alcanzaron la supremacía del béisbol invernal boricua el 24 de enero de 2021 al superar de forma dramática, y con resultado 7-6 a los Indios de Mayagüez en su propia casa del estadio Isidoro ‘Cholo’ García, para así barrer 4-0 la Serie Final. Esto permitió que la Yegüita conquistara su campeonato número 19 en Puerto Rico.

Los Criollos, bajo la dirección del cayeyano Ramón Vázquez, lideraron la tabla de posiciones en la Serie Regular con balance de 14-4, imponiéndose luego en la Semifinal ante un aguerrido equipo de RA12 del ex criollo Roberto Alomar Velázquez, no sin antes tener que empeñarse al máximo ante la novena del inmortal pelotero boricua. En la postemporada Caguas no conoció la derrota y su actuación le ganó el derecho de representar a Puerto Rico en la Serie del Caribe celebrada en Mazatlán, México.

Caguas contó con varios jugadores activos en las Grandes Ligas, y otros con experiencia en las Mayores, entre los que sobresalió el receptor Yadier Molina, futuro inmortal que se convirtió en un líder de importancia para la novena durante la semifinal y final, al igual que en la Serie del Caribe en la que ‘Yadi’ estuvo presente defendiendo los colores de Puerto Rico. De igual forma se destacaron el receptor e inicialista Víctor Caratini, Vimael Machín y Jarren Durán, quien fuera elegido Jugador Más Valioso tras conectar la pelota para promedio de .333 con siete carreras anotadas y seis impulsadas, con par de cuadrangulares e igual cantidad de dobletes. Otros que vieron acción fueron los lanzadores José De León, Héctor Santiago y Giovanni Soto, así como los jardineros Reymond Fuentes, Noel Cuevas y Johneshwy Fargas, escogido Jugador Más Valioso de la Serie Regular, al igual que el torpedero Richie Martin.

Y el más reciente de los éxitos de Caguas llegó en la noche del 20 de enero de 2022, cuando los Criollos sumaron su vigésimo cetro nacional de la pelota invernal boricua al superar una vez más a los Indios de Mayagüez, en esta ocasión con resultado final de 4-3, revalidando su campeonato por segundo año consecutivo. El estadio Yldefonso Solá Morales fue el escenario de la fiesta deportiva para una leal fanaticada que esperaba con ansias el regreso de la ‘Yegüita’ a su establo, tras el paso del huracán María por Puerto Rico en septiembre de 2017, que había obligado a los máximos campeones a jugar fuera del Valle del Turabo por espacio de cuatro campañas y media.

David Vidal, quien anteriormente había lucido la camiseta de los Criollos, pero que en esta ocasión fungía como refuerzo de los Cangrejeros de Santurce, fue seleccionado Jugador Más Valioso del baile de coronación. El versátil pelotero fue pieza clave durante las cuatro victorias de los cagüeños, que se impusieron en cinco encuentros en una serie que enfrentaba nuevamente a los máximos líderes de campeonatos del béisbol invernal boricua, en la que Caguas prevaleció para aumentar su ventaja de 20-18 sobre los occidentales.

Con el triunfo del empresario Raúl Rodríguez Font, actual propietario y presidente de los Criollos desde la campaña del 2009, este se convirtió en el propietario de franquicia con más campeonatos en la historia de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), al lograr su sexta corona en sus 13 temporadas al frente de la novena. Ha sido campeón en las campañas del 2010-11, 2012-13, 2016-17, 2017-18, 2020-21 y 2021-22.

De acuerdo con el historiador Jorge Colón Delgado, el deportista criollo superó a los expropietarios de equipos Martiniano García (Ponce), Hiram Cuevas (Santurce), Luis Gómez (Mayagüez) y el Dr. Emigdio ‘Millo’ Buonomo Morales (Caguas), quienes ganaron cinco títulos en Puerto Rico. Además, Raúl Rodríguez ha sumado a la historia de los Criollos tres subcampeonatos, logrados en las temporadas de 2009-2010, 2011-2012 y 2013-2014, en las que cedieron el título curiosamente ante el mismo equipo, los Indios de Mayagüez. Pero aun en la adversidad, Rodríguez Font ha demostrado un total compromiso con la Ciudad en todos los aspectos para llevar y mantener a la organización en el máximo sitial.

Los Criollos le han brindado grandes satisfacciones a la fanaticada local y al pueblo en general, por los triunfos obtenidos a través de su larga trayectoria para ser parte esencial de la historia de este deporte en Puerto Rico.  Por eso, aunque Ponce sabe a quenepa, y Mayagüez sabe a mangó, ¡Caguas sabe a Béisbol!