Etiqueta: salón de la fama

Dos criollos al Salón de la Fama del Béisbol Latino

Por sus brillantes carreras en las ligas invernales, los boricuas Luis ‘El Jíbaro’ Rodríguez Olmo y Juan ‘Terín’ Pizarro serán exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Latino en el 2014. Ambos jugadores vistieron las franelas de Caguas, ganando campeonatos con los Criollos en la época dorada de la pelota puertorriqueña entre los años 50 y 60 en la Isla.

Juan Terín Pizarro jugó con Caguas en el torneo de 1957-1958 y fue elegido el Jugador Más Valioso.
Juan Terín Pizarro jugó con Caguas en el torneo de 1957-1958 y fue elegido el Jugador Más Valioso.

En el caso de Rodríguez Olmo, que será exaltado en el renglón de los veteranos, fue parte de varias ediciones titulares en el Valle del Turabo, tanto como jugador al igual que dirigente. La destacada carrera del jugador nativo de Arecibo lo llevó a jugar en las Grandes Ligas, convirtiéndose en el primer boricua en participar en una Serie Mundial, así como el primer latino en comenzar un encuentro en el clásico de las Mayores que se celebra en otoño, tras su debut con los Dodgers de Brooklyn en la década de los cuarenta.

En cuanto a Pizarro, el lanzador zurdo comenzó su carrera profesional en Puerto Rico en el 1955 con los Cangrejeros de Santurce. Pero luego en el 1956 jugó con Caguas, regresando a los crustáceos en e 1960 con quienes se retiró luego de 34 años con marca de 157-110.

Con Caguas fue elegido el Jugador Más Valioso en el torneo de 1957-1958, al finalizar con impresionantes números de 183 ponchetes, 1.32 de efectividad y un ‘no-hitter’. La actuación con los Criollos fue de 31-15 en el renglón de victorias y derrotas, propinando 12 blanqueadas en el uniforme rojo y blanco del Valle del Turabo.

En las Grandes Ligas jugó para siete organizaciones, incluyendo a los Piratas del Pittsburgh con quien compartió escenario con el inmortal Roberto Clemente Walker. Pizarro ha sido uno de los lanzadores puertorriqueños con más participaciones en Series del Caribe, jugando en las ediciones de 1958, 1960, 1971, 1973 y 1976.

Otros jugadores que serán reconocidos y exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Latino serán Bert Campaneris (Cuba), Moisés Alou (República Dominicana), Luis Salazar y Cesar Tovar (Venezuela), Vinny Castilla y Aurelio López (México), y Omar Moreno (Panamá).

Roberto Alomar es el 12º Criollo en entrar al Salón de la Fama

Una vez más Caguas sabe a béisbol con la elección de Roberto Alomar al Salón de la Fama del béisbol en EEUU, ya que se convierte en el 12º Criollo en ser exaltado a dicho Salón.

Los otros 11 Criollos en el Salón de la Fama son Roy Campanella, Hank Aaron, Sandy Koufax, Roberto Clemente, Ferguson Jenkins, Mike Schmidt, Gary Carter, Eddie Murray, Cal Ripken Jr., Tom LaSorda y Jim Bunning.

Roberto debutó en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico con los Criollos en la temporada 1985-86, al llegar a las filas de Caguas procedente de Arecibo, quien lo había seleccionado en el sorteo de novatos directamente de escuela superior.

Con Alomar en sus filas, los Criollos ganaron el campeonato de la temporada 1986-87, ampliamente recordado por la grey Criolla por la manera en que terminó el mismo.

El 29 de enero de 1987 ante un lleno total en el estadio Yldefonso Solá Morales de Caguas, los Criollos derrotaron a los Leones de Ponce con marcador de 9-3 bajo la dirección de Tim Foli. Este juego se recuerda por los apagones del parque cagüeño, así como los fuertes aguaceros caídos durante el desarrollo del mismo, lo que provocó que se detuviera el encuentro y dejara a la fanaticada en suspenso por una decisión del campeonato, que fue anunciada al día siguiente por la alta dirección de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico.

Alomar fue parte integral de dicho campeonato, y también del cetro logrado por los Criollos en la Serie del Caribe de ese año, celebrada en Hermosillo, y en la que junto a peloteros de gran calibre como Carmelo Martínez, Edgar Díaz, Germán Rivera, Henry Cotto, Orlando Mercado y Heidi Vargas, le dieron a la Yegüita su tercer cetro del Caribe.

Roberto fue cambiado a los Senadores de San Juan en la temporada 1989-90 por el tambien ligamayorista Juan «Igor» González. Y también consiguió llevar a los capitalinos al cetro insular en esa temporada.

Posteriormente Alomar formó parte del glorioso «Dream Team» que montó Puerto Rico para la Serie del Caribe 1995, celebrada en el estadio Hiram Bithorn, y en la que los boricuas barrieron con la oposición, venciendo de forma invicta el clásico caribeño. Fue el campeón bate de la serie con .560 de promedio, conectó 7 vuelacercas y fue lider en impulsadas con 10 carreras remolcadas.

En ese torneo disparó para una marca record de siete indiscutibles consecutivos en juegos frente a República Dominicana y México.

Ademas con su guante empató la marca de asistencias realizadas en un partido para un segunda base.

Por todas sus proezas fue electo en esa serie como el Jugador Más Valioso y miembro del Equipo Todos Estrellas.

Alomar en tres Series del Caribe bateó colectivamente para .347 de promedio.