Edgardo Baez se libra de la presión

CAGUAS — Edgardo Báez no fue el único que se liberó de la presión anteanoche con su histórico imparable. El resto de sus compañeros también se quitaron una carga de encima.
«Fue un alivio porque queríamos que lograra esa gesta tan bonita y porque estábamos igual de presionados, aparte de que también queríamos ganar el partido», dijo el antesalista de los Criollos de Caguas, Alex Cintrón, a El Nuevo Día, previo al choque de anoche frente a los visitantes Lobos de Arecibo en el Estadio Yldefonso Solá Morales.

Báez, quien anoche estableció una marca de 24 juegos seguidos pegando imparables con un sencillo en la primera entrada, mantuvo la racha viva 24 horas antes con un dramático `infield hit’ en su último turno del juego ante los Gigantes de Carolina, en el octavo episodio.

El batazo, a su vez, sirvió de agente catalítico para que los Criollos vinieran de atrás y se impusieran 7-5 con jonrón de dos carreras de Yonder Alonso que dejó en el terreno a Carolina en el noveno acto.

«La presión era para él (Báez), pero en realidad nos hacía falta ganar y después de ese hit el equipo cogió un buen impulso», afirmó Cintrón.

Lino Rivera, dirigente de los Criollos, reconoció que la racha de Báez podría haberse convertido en una distracción para el equipo, pero aseguró que «ojalá y (Báez) siga dando hits todos los días hasta que acabe la final».

Destacó, además, que la gesta también ha sido una motivación adicional en el camerino. «Ya vimos ayer ( jueves) la reacción del equipo. Todos nos relajamos porque empató la marca… y esto ha venido en un momento importante, en el que necesitamos victorias.

Si no fuera por ese hit, no hubiéramos tenido esa reacción.

Todo el mundo se contagió», añadió.

Reiteró, asimismo, que «más que ganar por un marcador abultado, estos triunfos son mejores. Ojalá y sea el primero de muchos de ahora en adelante». A su vez, el campocorto Luis `Wicho ’ Figue roa reconoció que «estábamos todos con los dedos cruzados para que el hombre (Báez) diera ese hit… y a la misma vez fue positivo porque nos dio ese empuje para ganar el juego».

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *